Suelo encontrarme con muchos empresarios, que creen que por tener una sociedad limitada tienen su patrimonio personal a salvo. Pero por su desconocimiento en temas contables, desconocen que su sociedad podría encontrarse en situación de desequilibrio patrimonial, es decir, cuándo el patrimonio neto de la sociedad se encuentra por debajo de la mitad de la cifra de capital social.

En el caso de ocurrir esta circunstancia, que ya de por sí es causa de disolución, el Órgano de Administración deberá convocar Junta General de socios para adoptar las medidas oportunas con el objeto de solventar la situación de desequilibrio.

Las medidas a adoptar pueden ser el aumento o reducción del capital social, préstamo participativo o aportaciones para compensar pérdidas. En el caso de no adoptar ninguna medida por parte de la Junta de General de socios, el Órgano de Administración, deberá solicitar la declaración judicial de disolución de la sociedad, dado que, si no lo hace, los administradores responderán solidariamente de las deudas sociales con su patrimonio.

¿Qué es el Patrimonio Neto?

El patrimonio neto son los fondos propios de la sociedad, y está compuesto por la suma de Capital + Reservas + Resultados negativos de ejercicios anteriores + Resultado del ejercicio.

¿Y cómo puede llegar mi empresa a esta situación?

Pues por pérdidas, veamos un ejemplo:

La sociedad X se constituyo con el capital mínimo, 3.000 euros, y resulta que en el ejercicio 2016 tuvo unas pérdidas de -2.000 euros. Por tanto 3.000 – 2.000 = 1.000 < ½ 3.000

Es decir, los fondos propios son de 1.000 euros como vemos, siendo inferior al 50% del capital social.

¿Qué ocurre si el/los administradores no hacen nada?

Si los administradores en el plazo de 2 meses desde que se produce el desequilibrio patrimonial no amplían el capital social, o hacen una aportación a los fondos propios, o disuelven la sociedad, y siguen su actividad, todas las operaciones que se realicen a partir de que se produzca esta situación, son responsables solidariamente con su patrimonio personal.

Así, si no pagan a algún proveedor o la administración pública, estos pueden ir contra el patrimonio personal de los administradores.

¿Y a los socios no administradores de la sociedad?

No les afecta, solo a los administradores que son los responsables.

¿Y si los socios no quieren nombrar a otros administradores?

Los administradores pueden renunciar a su cargo, pero llegados a este punto, y dado la complejidad de la respuesta, consúltenos sin compromiso.

 

 

Abrir chat
¡Contáctanos por Whatsapp!
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: